i Cooperación de la UE con América Latina

Actualmente, América Latina se halla en un período de crecimiento económico y de aumento del gasto público, y se ha observado una mejora significativa en el mercado de trabajo, la lucha contra la pobreza y el acceso a la educación. Desde 2002, 60 millones de personas (de una población total de 580 millones) han salido de la pobreza, y se ha dado al continente una oportunidad histórica para erradicarla para siempre, en particular la extrema pobreza. Asimismo, América Latina es la única región del mundo donde, en la práctica, la inclusión social ha mejorado a lo largo de la última década.A pesar de ello, ha habido menos progresos en materia de equidad y bienestar social, y América Latina sigue siendo el continente más desigual del mundo en términos de distribución de la renta. Aún existen grandes disparidades entre los distintos países. En Nicaragua, por ejemplo, que es el país más pobre de Centroamérica, el 46 % de la población vive con menos de 2 USD al día, mientras que, en Costa Rica y Panamá, el porcentaje de personas que viven en la pobreza es del 24 % y el 29 %, respectivamente.Cooperación regional de la UE con América Latina La UE tiene más de 18 años de experiencia en cooperación regional en América Latina y en ese período ha aportado más de mil millones de euros de inversión. La cooperación regional es una herramienta privilegiada para compartir con los socios latinoamericanos la experiencia y los conocimientos técnicos de Europa como región.Entre 2007 y 2013, la UE proporcionó 556 millones de euros para la programación regional en América Latina. Esta cantidad se gastó, entre otros, en el ámbito de la cohesión social, la gestión del agua, el desarrollo del sector privado, la enseñanza superior y la sociedad de la información.En la conferencia EUROsociAL, que se celebró en Bruselas los días 24 y 25 de marzo, el Comisario Europeo de Desarrollo, Andris Piebalgs, habló sobre la nueva ayuda de la UE de 2.500 millones de euros destinada a América Latina para los años 2014 a 2020, que forma parte del Instrumento de Financiación de la Cooperación al Desarrollo, publicado recientemente. Esta ayuda está destinada a utilizarse en los ámbitos de la seguridad, la buena gobernanza, la responsabilidad y la equidad social, un crecimiento económico integrador y sostenible, la sostenibilidad del medio ambiente, la resistencia y el cambio climático, Erasmus+ (un programa de educación y formación para los jóvenes en la UE y América Latina, así como en todo el mundo) y un programa subregional para América Central. Estos ámbitos de la cooperación se discutieron con los países socios; y la cantidad exacta para cada uno de ellos está aún por decidir.Las prioridades de la cooperación entre la UE y América Latina se definieron en las cumbres que tuvieron lugar en Río de Janeiro (1999), Madrid (2002), Guadalajara (2004), Viena (2006) y Lima (2008).Dichas prioridades son:Ø La lucha contra la pobreza y la desigualdad social;Ø La consolidación de la buena gobernanza y el fomento de la paz;Ø La cooperación económica, el desarrollo comercial y un apoyo a la integración regional.Cooperación bilateral con los países de América LatinaEn consonancia con el Programa para el Cambio, el nuevo plan de actuación política de la UE para reorientar su ayuda dando prioridad a los sectores y países con mayores necesidades, la UE está estableciendo una nueva forma de trabajar con América Latina. En el caso de los países que se enfrentan a los mayores retos, la cooperación bilateral seguirá siendo significativa. Sin embargo, en el de los países o regiones socios donde la cooperación al desarrollo bilateral se ha interrumpido, ahora la UE tendrá libertad para entablar una relación más estratégica, en la cual buscar soluciones a cuestiones de interés común a través de la cooperación regional, los programas temáticos y nuevos instrumentos financieros. Por ello, la financiación regional de la UE experimentará un incremento significativo (casi el doble) respecto de los importes gastados en 2007–2013.Al mismo tiempo, la cooperación bilateral con los países que se enfrentan a los mayores problemas en América Latina (Bolivia, El Salvador, Guatemala, Honduras, Paraguay y Nicaragua) seguirá siendo importante. Por otra parte, Colombia, Ecuador y Perú podrán beneficiase de fondos bilaterales, que hará posible una retirada de la cooperación bilateral muy progresiva.De 2007 a 2013, la UE concedió 214 millones de euros para ayuda bilateral con Nicaragua, 121 millones de euros para El Salvador y 135 millones para Guatemala. Bolivia es el mayor beneficiario de la ayuda de la UE en América Latina; recibió 241 millones de euros de 2007 a 2013. La UE aporta el 50 % del total de la ayuda exterior a Bolivia.Instrumento de Financiación de la Cooperación al DesarrolloLanzado en enero de 2007, el Instrumento de Cooperación al Desarrollo (ICD) sustituye a una amplia gama de instrumentos geográficos y temáticos que se han ido creando a lo largo del tiempo. Con ello, se aumenta la eficacia de la cooperación al desarrollo de la UE. El ICD presta apoyo a dos ámbitos en América Latina: los programas geográficos y los programas temáticos (por ejemplo, seguridad alimentaria, inversión en las personas, migración, medio ambiente y recursos naturales); para el período 2007-2013, se proporcionaron al ICD 16.900 millones de euros. Para el período 2014-2020, el nuevo ICD prevé una dotación financiera total de 19.600 millones de euros; de los cuales 2.500 son exclusivamente para América LatinaTODOS los países de América Latina cubiertos por el ICD se benefician de programas temáticos y regionales. El ICD también incluye a Asia, la región del Golfo y Sudáfrica.El trabajo de la UE en América Latina: proyectos regionales en ámbitos de interés:A. AL-INVESTAL-Invest es un programa de cooperación económica dirigido a apoyar la internacionalización de las pequeñas y medianas empresas (PYME) en América Latina (lo cual les permite operar y ejercer su actividad comercial más allá de las fronteras nacionales), en colaboración con sus socios europeos, con el fin de reforzar la cohesión social en la región.Entre 2009 y 2013, el programa AL-INVEST prestó ayuda a 30 000 pequeñas y medianas empresas de América Latina en sus procesos de internacionalización. En América Central y México, AL-INVEST contribuyó a crear nuevos negocios por valor de más de 77 millones de euros.Se llevaron a cabo más de 1 000 actividades, en más de 25 sectores comerciales (en particular en la industria alimentaria, el medio ambiente y el sector de las telecomunicaciones).B. EURO-SOLAR EURO-SOLAR es un programa de la Comisión Europea destinado a reducir la pobreza en América Latina proporcionando a comunidades rurales aisladas que no tienen acceso a la electricidad una fuente renovable de energía eléctrica. Su presupuesto total es de 36 millones de euros. EURO-SOLAR se ha aplicado en los ocho países más pobres de América Latina (tomando como base el índice de desarrollo humano de las Naciones Unidas), a saber, Bolivia, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Paraguay y Perú.EURO-SOLAR ha suministrado energía solar o eólica a comunidades rurales alejadas que no tenían acceso a electricidad, a través de la instalación de 600 kits de electrificación utilizando sistemas fotovoltaicos o híbrido de energía (eólica y fotovoltaica). Las comunidades también han recibido una amplia gama de aparatos eléctricos: ordenadores, conexiones a internet, teléfonos, impresoras/escáneres, cargadores de baterías, proyectores, equipos médicos de refrigeración, purificadores de agua y alumbrado.Gracias al programa EURO-SOLAR, más de 300 000 personas en los ocho países de América Latina menos favorecidos, a los que anteriormente se proporcionó acceso a la electricidad, se benefician ahora, entre otras cosas, de escuelas con ordenadores conectados a internet; el uso de vacunas y medicamentos que pueden guardarse en frigoríficos —de modo que conservan todas las propiedades del producto antes de ser administrado— y cursos de formación a distancia para la promoción de la salud y el control de las enfermedades, en los cuales la gente puede participar a través de los ordenadores suministrados en el marco del programa.C. LAIF – Instrumento de Inversión de América LatinaEl principal objetivo del LAIF es promover inversiones adicionales e infraestructuras clave en América Latina, principalmente en los sectores del transporte, la energía y el medio ambiente, y apoyar el desarrollo social y el sector privado en los países de América Latina.El LAIF opera a través de contribuciones financieras no reembolsables del Banco Europeo de Inversiones (BEI) y de otras instituciones de desarrollo financiero europeas, multilaterales y nacionales, a los países socios. Alienta a los Gobiernos beneficiarios y a las instituciones públicas a llevar a cabo las inversiones fundamentales, permitiendo un incremento de los límites de crédito y de riesgo, que no pueden ser financiadas ni por el mercado ni por las instituciones de financiación de desarrollo por separado.Estos son los tipos de operaciones financiadas en el marco del LAIF:Ø Cofinanciación de la inversión en proyectos de infraestructuras del sector público;Ø Financiación de costes de las garantías de préstamos;Asistencia técnica (financiada como parte de una determinada operación de inversión o como una dotación global disponible para las instituciones financieras elegibles);Operaciones de capital de riesgo (financiadas como parte de una determinada operación de inversión o como una dotación global disponible para las instituciones financieras elegibles).El LAIF ha sido muy bien acogido por los países socios, los Estados miembros y las instituciones financieras. Para el período 2009-2013, se aprobaron 25 proyectos, que representaron una inversión total de más de 5 000 millones de euros y unos 196 millones de euros de subvención.D. Proyecto ALFA KID La creación de empleo de calidad es uno de los mayores retos de la lucha contra la pobreza. El proyecto KID invierte en la formación de los profesionales que están en proceso de reinserción laboral. Se han beneficiado de él 8 000 mujeres que se acogieron a la reinserción laboral por razones personales (maternidad, encarcelamiento, problemas sociales, etc.) y 4 000 trabajadores mayores de 40 años, que buscaban oportunidades de formación para mejorar sus condiciones de vida.El proyecto KID tiene por objeto mejorar el acceso a la educación universitaria, en particular el aprendizaje permanente para las personas excluidas socialmente, el desarrollo de conexiones y la integración entre las universidades y las ONG, las instituciones públicas y las entidades del sector privado, en 14 países de América Latina miembros de la asociación.Este proyecto, que recibió ayudas de la UE de más de 2 millones de euros, es tan solo un ejemplo de más de las 40 acciones respaldadas como parte del programa ALFA III – Cooperación entre la Unión Europea y América Latina en el ámbito de la enseñanza superior.Más información…

Deja un comentario