El reto de sacar a España de su isla energética

El reto de sacar a España de su isla energética Expectación en el sector energético. El escenario político nacional ha cambiado tras las elecciones de mayo, pero también el europeo.

Las estrategias comunitarias están en revisión y Europa plantea ahora una transición energética ambiciosa ante el agotamiento de los recursos, principalmente. Aunque en el debate también subsisten viejos problemas, que se suman a los nuevos y que apuntan a una revolución. Alcanzar la unión energética es el gran desafío en un mercado tan diverso, con leyes heterogéneas y enormes intereses. Pero la Comisión Europea, países miembros y grandes empresas del sector coinciden en tres ejes: garantizar el suministro, aumentar la competitividad y combatir el cambio climático bajo unos principios de sostenibilidad, solidaridad, confianza e integración. A partir de ahí, cada socio pone sobre la mesa distintas prioridades. “Su desarrollo depende de Europa, de las interconexiones eléctricas, de que se integre al mercado físicamente, porque España sigue siendo una isla. Hay una volatilidad en el precio y un encarecimiento de la producción, y no es justo”, opina José Luis San Pedro, presidente de Iberdrola España.

Deja un comentario